Ruta mudejar

Este recorrido está formado por los pueblos de 
Arenas, Árchez, Salares, Sedella y Canillas de Aceituno.


Arenas inaugura la ruta. Posee más de 1.400 habitantes y se encuentra a 44 Kilómetros de Málaga. Antiguamente el pueblo se denominó Arenas del Rey en homenaje a Fernando el Católico, que según cuenta la tradición estuvo allí alojado durante la conquista de Vélez-Málaga.
Arenas se halla situada al pie del cerro que corona la fortaleza de Bentomiz a 416 metros sobre el nivel del mar. El núcleo urbano se encuentra en una depresión rodeada de lomas, que la sobrepasan en 200m excepto por la entrada de Vélez, dando la impresión de ser el escenario de un gran anfiteatro. Además del cerro de Bentomiz (709 m) están el de Daimalos (689 m), el Alto (627 m), el de los Guanos (533 m), el de Beas (703 m) y el de Collado (597 m). Las tierras del municipio están bañadas por los ríos Seco y Rubite, sirviendo este último de límite con el municipio de Canillas de Aceituno.



Después de Arenas nos adentramos en Árchez. Esta pequeña y hermosa localidad de 400 habitantes proporciona al viajero un agradable alto en el camino para contemplar la belleza de sus alrededores y de sus innegables raíces moriscas. Es una auténtica joya de la arquitectura nazarí.
El término municipal se asienta en el valle del río Turvilla ubicado a 435 m. sobre el nivel del mar.
Que mas adelante cojera el nombre de Sayalonga y despues para morir en el mar cojera el nombre de Algarrobo.
También bañan sus tierras el arroyo del Cortijuelo y la acequia de Corumbela.
Es importante el recurso acuífero del término.



Siguiendo este recorrido aparece Salares. Situado al sur de la Sierra de Almijar y con más de 350 habitantes, muestra a quien lo visita unas laderas cultivadas donde la luminosidad de sus verdes son un relax para la vista. Su casco antiguo, a 65 Kilómetros de Málaga y a 34 de Vélez, forma un cúmulo de calles estrechas con grandes desniveles que impiden la circulación de vehículos.
Se extiende al sur de la sierra de Almijar, a 579 m sobre el nivel del mar. Dista 7 km. de Árchez y 34 de Vélez-Málaga. En la parte central existe un barranco que flanquean los cerros de Cuascuadra (1.590 m), de Guzmán (778 m) y Peñas Blancas (702 m).
Riegan el término el río de su mismo nombre, el Salares, y el arroyo Tozones, que favorecen el cultivo de frutales, cítricos, leguminosas y viñedos.


Tras abandonar Salares, situado a 57 Kilómetros de Málaga y a 29 de Vélez-Málaga, aparece Sedella, rodeado de numerosas terrazas cultivadas de hortalizas y con una población que ronda los 900 habitantes.
La población de Sedella se halla a 689 metros de altitud sobre el nivel del mar, en un terreno muy accidentado entre las sierras de Tejeda y Almijara.
En su término se encuentran los cerros del Fuerte (1490 m) y del Tablón (818 m), siendo el pico más alto el de la Maroma (2080 m), que comparte con Canillas de Aceituno.
Los arroyos de Matanzas, Granados y Encinar riegan sus tierras. Son afuentes del río Rubite que pasa por el sur del término, en el que hay abundancia de manantiales dada su proximidad a las sierras de Tejeda y Almijara.



Ubicado al pie de Sierra Tejeda se encuentra el último punto de la ruta mudéjar, Canillas de Aceituno. Rodeado de una vegetación mediterránea jalonada de olivos y viñedos entre los que destacan almendros. Dista a 51 Kilómetros de Málaga y a 18 de Vélez-Málaga y tiene una población de 2.800 habitantes.
El término municipal se extiende sobre la falda de sierra Tejeda. El núcleo de población está situado a una alitud de 645 m, desde la que se domina un paisaje espléndido, y el pico de la Maroma (2068 m), el más alto de la provincia de Málaga. Otras alturas son las del Fuerte (1490 m) y Rompealbardas (770 m).
Sus tierras son aptas para el cultivo de viñas, olivares y una variada muestra de árboles frutales como el naranjo, la higuera, el níspero, etc.
Los ríos Almanchares y Bermuza bañan sus tierras, así como el Rubite que riega los límites de Camillas con los de Arenas y Viñuela, al sur. Las fuentes más importantes son las de la Gazuela y de la Yedra.
En el municipio de Canillas abundan las cuevas naturales, destacando la de Fájara, situada a 4 km de la villa, dirección sudoeste.