Construcciones




Construcciones Mudejares


El arte mudéjar es un estilo artístico que se desarrolla en los reinos cristianos de la Península Ibérica , pero que incorpora influencias, elementos o materiales de estilo hispano-musulmán . Se trata de un fenómeno exclusivamente hispánico que tiene lugar entre los siglos XII y XVI , como mixtificación de las corrientes artísticas cristianas ( románicas , góticas y renacentistas ) y musulmanas de la época.





Para unos historiadores se trata de un epígono del arte islámico y para otros se trata de un periodo del arte cristiano en el que aparece la decoración islámica, ya que lo practican los mudéjares o moriscos , gentes de religión musulmana y cultura árabe que permanecían en los reinos cristianos tras la conquista de su territorio y, a cambio de un impuesto, conservaban su religión y un status jurídico propio.

No es un estilo artístico unitario, sino que posee características peculiares en cada región, entre las que destacan el mudéjar toledano, leonés, aragonés y andaluz.




En La Axarquia tenemos al que probablemente sea el ultimo constructor Mudejar "Adriano Cabello Campos". Mas de 300 años despues de que este arte se extinguiera parecia Imposible recuperarlo, gracias a Adriano podemos viajar al pasado viendo sus construcciones.

Pero mejor que el, os relate este estilo de construccion ya extiguido.

El Mudéjar es un estilo y una expresión artística desarrollada en España, principalmente, desde fines del siglo XII hasta el siglo XVI, aunque pervive durante los siglos XVII y XVIII.
Se caracteriza por la pervivencia del uso de formas y técnicas islámicas en las construcciones cristianas.
Etimológicamente su denominación proviene del árabe “Mudayyan” que quiere decir “Aquel a quien le hes permitido quedarse”, nombre que recibió la población musulmana que permaneció en los territorios que pasaban a poder cristiano durante la reconquista de la península Ibérica.



La necesidad de mantener la vida económica y la dificultad de los reinos cristianos del norte peninsular para repoblar los territorios conquistados, abocó a una decisión política de profundas consecuencias para la cultura medieval española: autorizar a la población musulmana vencida, a quedarse bajo dominio cristiano y bajo unas determinadas condiciones, conservando la religión islámica, la lengua árabe y una organización jurídica propia, a partir de ese momento nacieron los Mudéjares.
La fascinación de los cristianos por los monumentos islámicos de las ciudades reconquistadas y posteriormente la aportación de los Mudéjares a la arquitectura y la decoración fue fundamental en una época en la que era necesaria mano de obra cualificada para convertir los alcázares musulmanes en palacios de los reyes cristianos, las mezquitas aljamas de las ciudades en catedrales e iglesias, también, las buenas relaciones que se mantenían con los territorios de Al-Andalus aún no reconquistados, además y por encima de todo, que los Mudéjares eran grandes maestros en el uso del yeso, el azulejo, el ladrillo, el marmol y la madera, todos estos son, entre otros, algunos de los factores que explican el singular fenómeno del Arte Mudéjar.



Si el arte es un documento plástico insustituible para el conocimiento del pasado, el Mudéjar constituye la manifestación artística mas genuina de la España cristiana medieval, expresión del pensamiento plástico de una sociedad en la que convivieron en perfecta armonía cristianos, árabes y judíos.
Estas circunstancias sociales hicieron posible el nacimiento del Arte Mudéjar, pervivencia de la tradición artística islámica de aquella época, que dio lugar a un arte ó expresión artística, diferente de los elementos islámicos y cristianos que la integran, así pués, y en sentido estricto, el arte mudéjar no pertenece al arte musulmán.



Categóricamente, el fenómeno mudéjar tuvo en España una implantación e influencia que perduró mucho mas allá de la expulsión de sus primeros artffices, llegando con toda su fuerza y alegría hasta nuestros días, todo ello, a través de la multitud de monumentos que aún se conservan en toda España y mas concretamente en nuestra Comarca de La Axarquía.
Aquí se crea la denominada “Ruta Mudéjar”, la cual está formada por las siguientes poblaciones:
Arenas, Archez, Salares, Sedella y Canillas de Aceituno, añadiendo a éstas y a título personal, Vélez Málaga, simplemente, por tener el mayor número de edificios mudéjares de la comarca.
Sirva esta sencilla aproximación histórica al “Mudéjar” como excusa personal propia, para disculparme ante los maestros de obras de aquellos tiempos, por el atrevimiento de construir “Casas Turisticas” sin su asesoramiento.
Alzo mi voz, les pido perdón y pregono desde aquí, la profunda admiración que siento por aquellas personas que hicieron posible éste Arte y que al final y para mal nuestro, terminamos definitivamente expulsando.